Otra de la IGLESIA

Pedro Agustín Rivera, rector de la Antigua Basílica de Guadalupe en MéxicoTodos sabemos que el uso del condón es la mejor alternativa para evitar el sida, pero la Iglesia católica sigue terca con que no. El señor de la foto se llama Pedro Agustín Rivera Díaz, es rector de la Basílica de Guadalupe y acaba de declarar una sarta incoherencias al respecto. Fíjense nada más qué perlas:

Dice el sacerdote en cuestión que el uso del condón es equiparable al desarrollo de los vicios, como el tabaco y las drogas; que usar condón desemboca en sexo compulsivo y que las campañas de distribución gratuita de preservativos promueven el sexo irracional. Yo estoy de acuerdo con que el sexo no es el más racional de los comportamientos humanos, pero de ahí a responsabilizar al condón hay una gran diferencia.

Y esta otra declaración, que ya es el colmo: “El uso del preservativo, como campaña, como medio, tampoco favorece o disminuye las enfermedades venéreas, sino que las incrementa.” No, no creo que las campañas pro uso del condón favorezcan las enfermedades venéreas. Al contrario, las combaten. No garantizan salud pero sí crean conciencia y son una fuente de información.

Por si fuera poco, el sacerdote se queja de que el uso del condón tiene una finalidad comercial. ¡Pues claro que la tiene! Además de prevenir embarazos y enfermedades, es un producto que se vende. (Aunque no estoy seguro de que fabricar condones deje ganancias tan jugosas como las “limosnas” de millones de feligreses al rededor del mundo

¿Y qué propone Rivera Díaz entonces? Obvio, que en lugar de usar condones nos pronunciemos por la abstinencia. Así como lo oyen. Y en pleno siglo diecinuev… Ay, no, perdón, veintiuno. Así se las gasta la Iglesia católica en mi país. Por cierto, creí que nunca necesitaría la palabra “abstinencia” en este blog de color rojo.

Original publicado en NSFW