Adiós Windows 3.x

Lo creas o no, antes del pasado 1 de noviembre todavía se podía comprar licencias de Windows 3.x y había muchos que lo hacían, en su mayor parte para sistemas embebidos como cajas registradoras y sistemas de entretenimiento aéreos (y no me refiero a las azafatas). El día 1, se acabó lo que se daba. Después de 18 años, Microsoft ha decidido discontinuar su clásica plataforma. Si piensas que requería un procesador 8086/8088 a 10 MHz y 7 Mbytes de almacenamiento, comprenderás por qué lo seguían utilizando (Vista requiere un procesador a 1 GHz y 20 Gbytes de almacenamiento). O te preguntarás por qué no se habían pasado a Linux. En cualquier caso, adiós, con el corazón. — Rafa M. Claudín [BBC]