La excusas perfecta

¡Chicos! Encontré la solución para salir corriendo (y airosos) de una cita sexual ni bien acabemos con el asunto si es que sólo queríamos sexo, ni una palabra más ni una palabra menos.

Resulta que existe una enfermedad que se llama Amnesia post sexo. Las personas que la padecen tienen un trastorno de Amnesia Global Transitoria (AGT), pero lo nuevo es que ese “olvido” se desencadena por el sexo. El cuadro puede durar horas. El paciente sólo se olvida de la información más reciente y no pueden recordar nada mientras dura el episodio.

O sea que amigos míos… podemos usar la excusa de esta enfermedad cuando estemos comprometidos (para mal) con alguien. Por ejemplo, esa persona te vuelve a llamar para un nuevo encuentro y tú no quieres nada más, le dices: “No. Yo no tuve ni tendré nada contigo”.

“Aquí no ha pasado nada”.

“¿Qué paso? ¡¿Qué?! ¿Yo te hice así y asa? No puede ser. No me acuerdo de nada.” Y chau.

En fin, vamos a quedar como unos locos, pero nos sacamos el paquete de encima.

¿Ya les pasó que alguien les diga “no me acuerdo de nada”? A mí sí y ahora me río del asunto.

Enlace: 20minutos