Como ser un buen blogger y no morir en el intento

Bloggers hay muchos, cada día somos más los que necesitamos plasmar nuestras ideas o mostrar a los demás enlaces de interés sobre cualquier temática. Muchos caen por el camino y a los pocos meses deciden dejarlo (nadie dijo que iba a ser fácil), la regularidad y la dedicación es un handicap y cuando un blog es llevado por un equipo pequeño, incluso una sola persona, es fácil que la fatiga llegue y desistamos de llevar a cabo el proyecto que cogimos en su inicio con ilusión, y más aún cuando esta dedicación no se ve recompensada con visitas, ni mensajes de apoyo ni nada de nada, entonces se convierte en una travesía por el desierto de la que al final uno siempre termina agotado y sediento.

Está claro que una de las máximas del movimiento blogger es “escribir contenido de calidad” y por eso creo que es innecesario hacer incapié en este aspecto, y queremos enumerar una serie de pautas que creemos que todo blogger debería seguir a la hora de escribir, por su bien y por el de los demás bloggers.

  1. Escribe por devoción, nunca por obligación.
    Escribir por obligación a la larga se acaba notando, se pierde frescura y los artículos se vuelven grises y sin interés, es mejor parar unos días y descansar que escribir sin ganas y por obligación.
  2. Infórmate.
    Es primordial estar bien informado, leer cientos de artículo, documentarte e intentar aportar algo más, intenta ser fresco en tus noticias.
  3. Opina, esto no es un periódico, es un blog.
    No estamos hablando de periodismo convencional donde “en teoría” se intenta mostrar la noticia sin dar una opinión, dejando ésta para el espectador o el lector (no sirven de ejemplo cadenas como Antena 3, Tele Madrid…), en un blog es importante la opinión y/o la valoración del que escribe la noticia, y esto es sobretodo aplicable a los blogs más pequeños, a aquellos que son más transparentes y no reciben ayudas ni patrocinios de terceros, con lo que su opinión normalmente no es interesada, de ahí el valor de la opinión en este tipo de formato.
  4. Comenta, hazte ver en la blogosfera.
    No es solo una cuestión de aparecer en grandes páginas y así conseguir algún que otro click de un usuario de estas, se trata de generar un feedback entre páginas de temática parecida, en crear comunidad e ir aprendiendo unos de otros no solo con la noticia sino con los comentarios que la enriquecen.
  5. Escucha, participa de tu propio blog.
    Una vez escrito un artículo o post tu trabajo como editor no ha terminado, lee los comentarios que este genera y participa en el debate dando tu opinión, siempre con respeto pero con firmeza, de esta manera enriquecerás el contenido del mismo y harás que gane en calidad al mismo tiempo que darás una imagen de cercaní­a a tus lectores, que seguro sabrán agradecer con su fidelidad.
  6. Evita las polémicas que no tienen nada que ver con la temáticadel blog.
    Enzarzarse en polémicas sobre la independencia del Tibet, por ejemplo, en un blog sobre diseño gráfico, tiene muy poco sentido y puedes llegar a generar animadversión en tus lectores en aspectos que no es necesario que conozcan ni aportan nada a la temática del blog. Por ejemplo, ¿a qué lector de Ateneu Popular le importa a que partido político soy más afí­n o si soy del Barcelona o del Madrid? creo y espero que a nadie.
  7. No escribas para ganar lectores, escribe para ti y para los que ya te siguen.
    Hacer un cambio de rumbo en la estructura de tu blog para intentar ganar lectores puede ser contraproducente, ya que puedes no llegar a esos nuevos y en cambio perder a los que ya tenías; por eso una de las mejores estrategias es ser fiel a los que ya están y a partir de esa base y con tiempo, paciencia y trabajo, llegarán otros.
  8. Escribe para la gente de a pie.
    Intenta que la redacción de las noticias sean fáciles de comprender, sobretodo en dos aspectos, la estructura y los términos usados. En la estructura define un esquema antes de escribir y una vez marcado escribe de lo general a lo concreto o al revés, pero siguiendo un orden, en cuanto a la terminología utilizada, piensa a quien va dirigido antes de escribir y evita palabras que puedan desconocer o que den pié a equí­vocos. En este aspecto es importante tener en cuenta de donde vienen los lectores. No es lo mismo escribir un blog para lectores mayoritariamente españoles que para lectores españoles y latino-americanos, ya que algunos términos pueden llevar a confusión en una parte u otra del océano.
  9. Paciencia y constancia.
    No esperes llegar, ver y vencer, eso solo le pasaba a Julio César. Internet esta lleno de páginas, millones de bloggers y es difícil llegar a nuestro público objetivo, así que si no dispones de un gran presupuesto para darte a conocer, esa tarea será lenta y poco a poco ira creciendo la bola, eso si, si el contenido y la regularidad acompañan, por eso la constancia es muy importante a la hora de hacer crecer un blog, ya que sin ella los lectores que en un principio seguían el blog lo irán abandonando.
  10. Enlaza tus fuentes, es gratis.
    Puede parecer una tontería y normalmente quedarás inmune si no lo haces, pero enlazar tus fuentes de referencia esta muy bien visto en la blogosfera ya que promueves la comunidad y la interactividad entre blogs, a la vez que estimulas a que hagan lo mismo contigo. Si tu no enlazas los contenidos de otros y directamente los “robas”, estos otros se verán moralmente legitimados para hacer lo mismo con tus artículos, perdiendo de esta manera enlaces que podrían generarte visitas y por tanto posibles lectores asiduos. En este punto podríamos extendernos un poco más y definir un poco las normas de uso que a día de hoy se ven como más correctas dentro de la blogosfera.
    • Enlaza hacía tu fuente de referencia.
    • No muestres todo el contenido del artículo referido, de esta manera promoverás que la gente también visite la fuente original, premiando así el esfuerzo por generarla.
    • Si aparte de mostrar contenido de otra página también quieres utilizar alguna imagen para ilustrar el artículo, descargarlo y subelo a tu servidor, el hotlinking es una práctica que gusta poco a los administradores de blogs.