Historia de Condon

image Muchos creen que el condón es algo así como un invento reciente. Otros saben que desde el siglo pasado se utilizaba, pero pocos realmente tienen conocimiento de lo verdaderamente antiguo que es. Según algunos códigos, existe una imagen pintada en una cueva francesa, que data de entre 12 y 15 mil años, en la que se aprecia a un hombre portando algo semejante a un condón sobre el pene. Por su parte, los egipcios hace tres mil años utilizaban cubiertas vegetales para los genitales masculinos, quizás con el propósito de cubrirse de picaduras de insectos o el clima (ya que como saben no había ropa interior).
Pero el condón ya como un método anticonceptivo y protección surgió el 1200 A.C. La leyenda del rey Minos habla del uso de los pulmones de pescado o la vejiga de cabra para retener el semen. Quienes más difundieron su uso fueron los soldados romanos, que es bien conocido que les encantaba andar de picaflor por cuanto pueblo visitaban y dichos legionarios comenzaron a lavar las tripas de corderos y colocárselas en el pene con el fin de evitar contraer las enfermedades causadas por Venus (de donde viene el término –ovbio- venéreas). Las mujeres por nuestro lado (bueno por el suyo) ya tenían desde la Antigua Grecia sus ‘métodos’ algunos consistían en saltar siete veces en cuanto el hombre eyaculaba y colocarse emplastos de hierbas dentro de la vagina.

image Por su lado, en Oriente se recomendaba el empleo de papel de arroz o encerado para evitar infecciones y embarazos. El papel de arroz era mojado en aceite, haciéndose resistente; también el uso de cera de abeja fue popular en su momento en Europa para evitar embarazos pero en ese caso, se utilizaba de modo intravaginal.

Se le atribuye al rey Carlos II de Inglaterra la iniciativa de encargar algún tipo de dispositivo que le ayudara a reducir los embarazos entre sus concubinas. Se cuenta que él solicita a su médico de cabecera, un tal doctor Quandum o Condom, la fabricación de tal dispositivo. Muchos historiadores modernos ponen en duda la existencia de este personaje, y aseveran que es posible que la moderna palabra condón tenga su raíz en el latín condu: recipiente, o condere:esconder, proteger. Lo cual tiene sentido si se piensa que los romanos ya usaban dispositivos semejantes. Lo cierto es que el rey Carlos II empleaba condones fabricados con intestinos de cordero.
Desde los siglos XVII y XVIII aparece la primer tienda especializada en condones, ubicada en Londres. Atendía a lo más selecto de la clase alta europea. Cada condón se vendía en un fino estuche de cristal y perfumados con aromas florales. O sea hasta bonito les olía el ahí.

image Como ven, que no les digan, que no les cuenten; no es un gran adelanto. Lo son los modos de fabricación, su textura, la seguridad que ahora ofrecen y la comodidad que ofrecen hoy en día.

Nota original en TdQ/Sexo