Los Gluteos Femeninos y el Hombre

Ya iba siendo hora.... Finalmente se ha descubierto por qué los hombres tienen una fijación tan intensa por los glúteos... femeninos...

(Sí estoy hablando de los machines... el resto de ustedes, no tiene nada que hacer en este post... sin ofender, claro está...)

Según la sexóloga Alejandrina Román de Giro (whoever she is...), "en términos filogénicos, los primeros seres que habitaron la Tierra copulaban en cuatro patas. El culo era lo que atraía al macho y el gusto por él estaba ligado al olfato".

En pocas palabras, somos unos pinchis calenturientos que, por una extraña cuestión genética tenemos una rara fascinación por ese grandioso atributo en las féminas... Tanto así, que en poco más de la mitad de los casos, es lo primero en lo que un hombre se fija de la mujer...

Esta doctora asevera que "durante nuestra primera etapa, copular 'en cuatro' quedó grabado en el inconsciente colectivo, y por eso el culito sigue atrayendo las miradas, pues la posición bípeda (de pie... doh!), hace que el trasero y los olores pierdan preponderancia".

Y algo de razón deben tener sus palabras, pues un sondeo realizado por el diario Uno destaca que 45.7% de los encuestados mira primero la cola cuando conoce a una mujer. Luego, en importancia, le siguen el busto y los ojos. Por último, se fija en la inteligencia y el patrimonio...

(Mmta... ahora menos que nunca me van a creer que a mí, lo primero que me atrae en una dama, es la cabellera... Wuaddajel...)

En fin... en lo que son peras o manzanas... toma un boletito y espera tu turno...