y si se queda?

De pronto ayer, cuando regresaba a casa tras el trabajo, tuve ese presentimiento
Un amigo lo mencionó un par de veces durante el día, ahora estoy casi seguro que esto pasará, pero con el calor del juego contra Ghana y de la chamba no me pareció una opción viable pero, ¿si realmente ocurre que el mentado Consejo de Dueños decide que Hugo se quede?
¿Se secaría el Golfo de México, el Popo estallaría, Vicente Fox regresaría a la presidencia, se acabarian los gays en Jalisco? o al menos habría manifestaciones en contra de la determinación? No, no pasaría absolutamente nada.
El lunes próximo los mandamás del futbol mexicano tendrán una junta y adivinen qué, harán lo qué más les conviene a ellos. No al futbol, no a los jugadores, no a una afición de más de 50 millones que siguen el rodar del balón en este país. No, atenderán lo que les conviene sólo a ellos y ese punto se ha escapado en muchos de los análisis que he leído.
Esto no es una democracia. A esas alturas, al igual que en política, lo que menos atienden es la voz del pueblo. ¿A ti te gusta Hugo como técnico de la Selección?, ¿a ti no?, a ellos no les importa.
Pesará más el hecho de que la ausencia del futbol varonil en los Juegos Olímpicos dejó pérdidas de 20 millones de dólares, según un diario capitalino aunque a mi me parece corta la cifra, que las casi 60 mil llamadas que recibió Televisa en su telencuesta durante la transmisión del partido contra Ghana (40 por ciento apoyando a Hugo, 60 pidiendo su salida).
En la junta del lunes habrá numeritos y numeritos. ¿Conviene o no dejar a Hugo al frente del Tri y arriesgar otros tantos millones de dólares si no se va al Mundial?, se preguntarán. Veremos que se contestan.
Por cierto, México ya tiene rival para la eliminatoria mundialista, Belice. Y aplicando una frase que escuché en la mañana aquí en la redacción: “como están las cosas hasta miedo me da”.