Eutanasia Update

28 de Marzo del 2003
Amigos, la mujer que ven en la foto se llamaba Chantal Sebire, una francesa que a fuerza de negarle la eutaniasia en su país, decidió quitarse la vida con un shot de pentobarbital (un barbitúrico imposible de conseguir en farmacias...). Sí, la encontraron muerta en su departamento. Por fin desacansa del tumor horrendo que tenía en el rostro y cuyo dolor la tenía hecha mierda. Bien por ella

La justicia francesa denegó el derecho de morir a través de la eutanasia activa a Chantal Sebire, una mujer de 52 años que presenta un raro cáncer que le provoca dolor, deformación facial y ceguera.

Luego de esta noticia el 87% de los franceses se declaró a favor de la eutanasia frente a casos irremediables como éste.

El Tribunal de Gran Instancia de Dijon (centro) rechazó ayer la demanda de la francesa Chantal Sébire, que sufre un doloroso tumor incurable, de que se le practicara la eutanasia activa, informaron fuentes judiciales. La corte ha seguido la petición de la Fiscalía, que había pedido que no se admitiera la demanda de la enferma por considerar que no podía ser tenida en cuenta «en el estado actual de la ley».

La paciente aseguró hace unos días que no recurriría el fallo del tribunal y mostró su deseo de acudir a Suiza, donde la eutanasia es legal. Pese a no haber obtenido lo que pretendía en los tribunales, el caso de Sébire ha servido para relanzar en Francia el debate sobre la eutanasia. Sébire, una maestra de 52 años y madre de tres hijos, había acudido ante la justicia por los «atroces» dolores que le provoca su enfermedad, un poco común tumor nasal que además le ha desfigurado el rostro. Apoyada en el carácter incurable de su mal, en el sufrimiento «intenso y permanente» que le produce y en el «rechazo a soportar la irreversible degradación de su estado», Sébire había pedido al tribunal que permitiera que un médico le prescribiera medicamentos para «terminar su vida con respeto a su dignidad», según rezaba la demanda.

La enferma rechazaba la solución que autoriza la ley francesa sobre cuidados paliativos, redactada en el 2005, que autoriza a los médicos a llevar a un paciente a un coma inducido hasta que muera. El Gobierno francés no respaldó la demanda de Sébire y el presidente, Nicolas Sarkozy, a quien la enferma se dirigió directamente para que intercediera por su caso, se limitó a enviar a su consejero de salud, que le propuso nuevos exámenes para asegurarse de que se había hecho todo lo posible con su enfermedad.

Que opinan?