El Estatus


¿Por qué en México todo el mundo quiere ser más rico, más fino o más fresa? Bueno, no todo el mundo; pero sí un montón de personas. Admitámoslo: el consumismo mexicano tiene su origen en la idea de conseguir más estatus. ¿El propósito? El mismo desde la Nueva España: lucir menos indio y más europeo (¡o estadounidense!). Ya saben, como aquellas personas que rechazan un régimen de izquierda no porque lo encuentren incongruente o poco funcional, sino por... naco. Hoy desperté desilusionado por este pobre país clasista, tan manipulado por el neoliberalismo de la televisión y las supersticiones del catolicismo. ¿Dónde quedaron la soberanía y el nacionalismo?, ¿acaso en un tinte para teñir el pelo de... rubio? ¡Me chocan los rayitos!